Walmart cierra 63 tiendas Sam’s Club, despide a miles

por Trévon Austin
15 enero 2018

Walmart, dueña de Sam’s Club, estará cerrando 63 tiendas de Sam’s Club alrededor de Estados Unidos, las cuales pasaran de 660 a 597. Según Business Insider, 12 de estas se convertirán en centros de distribución para el comercio en línea. Algunas tiendas ya han cerrado, mientras que otras lo harán en las próximas semanas.

Muchos de sus empleados no fueron informados al respecto antes de llegar al trabajo el jueves en la mañana solo para encontrar las puertas cerradas y un anuncio sobre el cierre. En algunas tiendas, según Business Insider, la policía tuvo que echar a los trabajadores del lugar.

El jueves, el CEO de Sam’s Club, John Furner, les notificó a los empleados en un correo electrónico a nivel de la compañía acerca de los cierres.

“Después de una evaluación profunda, quedó claro que habíamos construido clubs en algunas locaciones que impactaban a otros clubs, y donde la población no había crecido como se anticipaba”, indica el comunicado. “Estaremos cerrando algunos clubs, y se los hemos notificado hoy. Transformaremos algunos en centros de distribución de comercio en línea—para servir mejor al número cada vez mayor de miembros que compran de nosotros en línea y continuaremos incrementando el negocio de SamsClub.com”.

Algunos de los empleados fueron notificados de los cierras por medio de avisos enviados por FedEx el jueves.

“FedEx llegó a mi puerta con un envío de Sam’s Club y pensé que podía ser mi W-2”, le comentó a Business Insider, Nic Townsend, un empleado de Sacramento, California, refiriéndose al formulario impositivo. “Era una carta que decía que estaban cerrando… No estoy seguro acerca de qué debo hacer. Tengo un bebé y una mamá con una enfermedad mental. Estoy perdido. Tengo el corazón partido. Tengo miedo”.

Un gerente de Walmart dijo que los cierren afectarán a aproximadamente 9.400 empleados. Tres de las tiendas que cerrarán se encuentran en Puerto Rico, dejando a cientos sin empleos tras la devastación ocasionada por el huracán María.

Los cierres fueron anunciados el mismo día que Walmart anunció que su salario mínimo pasaría de $9 a $11 por hora, después de la promulgación por parte del Gobierno de Trump de una ley recortando el impuesto sobre las corporaciones. La compañía también les prometió a sus empleados bonificaciones de hasta $1.000 según el tiempo de permanencia en la compañía, además de otros beneficios como licencias de maternidad y paternidad remuneradas.

El argumento de que Walmart merece ser celebrado por un leve aumento en sus salarios de hambre es más que degenerado. La decisión de Walmart fue cínicamente atribuida al Gobierno de Trump. “La legislación de Trump incita a Walmart a aumentar su salario base y dar bonos de $1.000 a algunos empleados”, destacó Newsweek en un titular. CNBC escribió: “Los trabajadores de Walmart pronto tendrán los beneficios de los recientes cambios a la ley fiscal”.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aplaudió la decisión de la compañía, mientras que la hija de Donald Trump, Ivanka, tuiteó, “¡Gracias a la aprobación de recortes fiscales históricos, los trabajadores estadounidenses y sus familias están ganando!” Por su parte, Trump compartió un video de Fox Business discutiendo el aumento salarial y declaró, “¡Estupendas noticias, como resultado de la LEY DE RECORTES FISCALES Y EMPLEOS!”.

Varias compañías también han anunciado incrementos en los salarios y beneficios para sus empleados desde que el Congreso aprobó la legislación fiscal el mes pasado. El alza salarial es un engaño para desviar la atención del plan fiscal derechista y antiobrero y la “reforma fiscal percoladora hacia abajo”.

El despido masivo de los empleados de Sam’s Club expone el carácter despiadado de los ejecutivos corporativos y su indiferencia completa hacia los derechos de los trabajadores. Según Fox Business, Walmart también espera eliminar 1.000 plazas corporativas este año. Sin duda, cualquier costo adicional por los aumentos salariales será compensado por Walmart cerrando tiendas y realizando despidos masivos.

Walmart, el mayor empleador del mundo, con 2 millones de empleados, recibió uno de los mayores recortes fiscales dentro del plan fiscal del Gobierno de Trump, la reducción del impuesto sobre las corporaciones del 35 al 21 por ciento. A pesar de sus cierres de plantas alrededor de Estados Unidos, los precios de las acciones de la compañía han aumento alrededor de 60 por ciento en los últimos dos años.

Según un estimado, Walmart aumentará sus ganancias alrededor de $2.200 millones al año gracias a la menor tasa impositiva sobre las corporaciones. Al mismo tiempo, Walmart comentó que sus aumentos salariales, le costarán alrededor de $700 millones anualmente.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 13 de enero de 2018)