Toys R Us anuncia la liquidación en medio de "Apocalipsis minorista"

por Anthony Bertolt
20 marzo 2018

La cadena minorista Toys R Us anunció a principios de este mes que está en el proceso de liquidación de todas sus 1.700 tiendas en todo el mundo. Uno de los gigantes minoristas más grandes de juguetes y juegos, la compañía ya se había declarado en bancarrota y había reducido el número de tiendas minoristas en Estados Unidos a menos de 800.

Fundada en 1948, Toys R Us fue adquirida por Bain Capital Partners LLC, Kohlberg Kravis Roberts (KKR) y Vornado Realty Trust en una compra apalancada de $6.600 millones en 2005. La compañía se había declarado en bancarrota recientemente, esperando reestructurarse y pagar $5.000 millones en deuda a largo plazo.

Toys R Us representa aproximadamente el 15 por ciento de las ventas en la industria de juguetes. Su desaparición afectará especialmente a las empresas más pequeñas, cuyos nuevos productos a menudo fueron promovidos por la cadena de juguetes. Las acciones de los principales fabricantes de juguetes cayeron bruscamente en las noticias de la liquidación de Toys R Us.

Solo en EUA, la liquidación de Toys R Us dejará desempleados a más de 31.000 trabajadores, quienes no recibirán indemnización en virtud de la ley de bancarrotas de los EUA mientras tanto, los ejecutivos de la compañía informaron se adjudicaron bonos de hasta $14 millones. La liquidación de la cadena minorista se lleva a cabo junto con el cierre de los principales minoristas en todo el país, con más de 100.000 puestos de trabajo minoristas eliminados solo este año.

El anuncio de la liquidación de Toys R Us llega un poco más de una década después de que la compañía fuera adquirida por el separador de activos Bain Capital, que recientemente supervisó la liquidación de iHeartMedia, la emisora de radio más grande de EUA.

La liquidación de Toys R Us es parte de una tendencia de cierres minoristas. Bloomberg informó sobre este fenómeno en un artículo titulado "El apocalipsis minorista de Estados Unidos" realmente está empezando", señalando la aceleración de los cierres de grandes tiendas que comenzaron a principios de la década de 2010. Los periodistas de Bloomberg señalan que, si bien se anunciaron 3.000 tiendas, al mismo tiempo las cadenas minoristas anunciaron el cierre de 6.800 tiendas, sin incluir restaurantes ni tiendas de alimentos.

Hasta ahora, los minoristas han podido sobrevivir asumiendo más deudas. Sin embargo, los cambios en el mercado han llevado a los prestamistas a reconsiderar. La presentación de bancarrota de Toys R Us en septiembre pasado sorprendió a muchos y sirvió como advertencia de lo que podría ocurrir en el futuro próximo.

En las siguientes semanas también se espera que Claire Stores Inc., una tienda de moda minorista, se declare en bancarrota, con una deuda de $2.000 millones. Walking Co. Holdings Inc., que vende Birkenstocks, también se declaró en bancarrota recientemente.

El artículo de Bloomberg también arroja luz sobre el papel que han desempeñado las principales firmas de capital privado. Señala que la causa de los cierres minoristas en la última década es que "muchas de estas cadenas antiguas están sobrecargadas de deuda, a menudo de adquisiciones apalancadas lideradas por firmas de capital privado. Hay miles de millones en préstamos en los balances de minoristas con problemas, y mantener esa carga solo será más difícil, incluso para cadenas saludables”.

Además del declive económico, el predominio del marketing en línea y el comercio minorista ha contribuido al cierre de tiendas. Además, la erosión del nivel de vida de los trabajadores ha ejercido presión sobre los minoristas más importantes para que reduzcan su tamaño a medida que los clientes recortan sus compras. Muchos de los trabajos minoristas anteriores se están trasladando a trabajos de centros de distribución más intensivos en mano de obra junto con minoristas en línea como Amazon o Walmart.

A pesar de los informes de empleo recientes que declaran la "recuperación" y el crecimiento del empleo, las cifras de desempleo no reflejan la naturaleza de los empleos creados, que a menudo reemplazan empleos a tiempo completo o bien remunerados con empleos a tiempo parcial con condiciones de trabajo extremas o inseguras.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 19 de marzo de 2018)