Estados Unidos ha gastado casi $6 billones en guerras desde 2001

por Trévon Austin
19 noviembre 2018

Un informe publicado por el Instituto Watson de Asuntos Internacionales y Públicos en la Universidad Brown indica que la suma total gastada en la "guerra contra el terror" es mucho mayor de lo que se sugirió anteriormente. La profesora Neta C. Crawford, autora del estudio, reveló que el gobierno de los EUA está dispuesto a gastar cerca de 6 billones de dólares en las guerras posteriores al 11/9 para fines del año fiscal 2019.

En marzo, el Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés) publicó un informe que indicaba que los militares habían gastado $1.5 billones en las guerras. Sin embargo, el informe de la Universidad Brown señala que las cifras del DoD fueron una estimación conservadora que tampoco tuvo en cuenta el gasto en otros departamentos federales. La nueva estimación no solo incluye los gastos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), los aumentos de presupuesto y los costos médicos para los veteranos, sino también los intereses sobre el dinero prestado para pagar las guerras.

Incluyendo el gasto de guerra indirecto, el monto total del gasto asignado desde 2001 será de $4.6 billones para fines de 2019. El informe también estima que el gobierno estará obligado a gastar alrededor de $1 billón para la atención futura de los veteranos post 9/11 hasta 2059. La suma total asciende a la asombrosa suma de $5.993 billones.

El estudio advierte que continuar la multitud de guerras y las intervenciones en los EUA durante otros cuatro años costaría $808 mil millones adicionales, incluso si los Estados Unidos detuvieran esas acciones para el año 2023. Los costos acumulados probablemente excederían los 6.7 billones de dólares estimados debido a la cantidad de los veteranos seguirán creciendo mientras los Estados Unidos continúen las operaciones militares.

Sin un final a la vista, el costo fiscal y humano de las guerras de agresión de los Estados Unidos seguirá aumentando. Una preocupación particular introducida en el último estudio fue la dependencia del gobierno de los EUA del gasto en déficit y préstamos para financiar la guerra. En 2011, se calculó que las asignaciones de guerra, si se limitaban a $1.5 billones, acumularían $7.9 billones en intereses. El gasto de guerra ha aumentado sustancialmente desde la estimación, y se acumuló más deuda, por lo que solo sería una estimación conservadora.

La estimación más grande de $5.9 billones más de tres veces más de lo que afirma el Pentágono se ha gastado en asignaciones relacionadas con la guerra desde el 9/11. El DoD estimó que se gastarían $1.7 billones para fines del año fiscal 2018, pero esta estimación más baja solo contiene una parte de todos los presupuestos y gastos relacionados con la guerra.

El gasto asignado por el Congreso no está incluido en la estimación del Pentágono. El Congreso aprueba presupuestos que aumentan el gasto en otras áreas relacionadas con la guerra, en particular "operaciones de contingencia en el extranjero (OCO)". El gasto de OCO apoya directamente las operaciones militares globales del imperio estadounidense. Junto con el Departamento de Defensa, el Congreso ha asignado más de $2 billones en gastos de OCO desde 2001.

Además de las cantidades insondables de dinero gastado, el estudio estima 370,000 vidas perdidas en combate directo con muchas más pérdidas debido a consecuencias indirectas como la desnutrición, la infraestructura dañada y la degradación ambiental. Aproximadamente 200,000 civiles inocentes han sido asesinados también. El profesor Crawford señala personalmente que incluso estas estimaciones son limitadas, y es probable que muchos más sean asesinados debido al imperialismo estadounidense.

Crawford comenta: "La actitud del Congreso casi parece ser que el Pentágono merece cualquier financiamiento que solicite, sin importar el costo y sin importar si este gasto es eficiente o sensato".

El número de veteranos de la "guerra contra el terror" también aumentará significativamente. El Departamento de Asuntos de Veteranos estima que la cantidad de veteranos aumentará a 4.3 millones para 2039. Muchos regresarán del combate con heridas severas o enfermedades mentales, lo que aumentará el costo fiscal y social.

Las guerras en el Medio Oriente han creado la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial con más de 10 millones de refugiados obligados a huir de sus países. Combinadas con la obscena cantidad de dinero gastado, las guerras emprendidas por Washington y sus aliados resaltan la crisis del capitalismo. Las clases dominantes no ven otra manera de avanzar que la guerra, pero significa la ruina para los trabajadores y la sociedad en general.

(Publicado originalmente en inglés el 17 de noviembre de 2018)