Los trabajadores llaman a elegir comités

Temen las empresas automotrices y se reportan bajas en autopartes en Norteamérica según se expande la huelga en Matamoros, México

por Andrea Lobo y Alex González
21 enero 2019

La huelga masiva de trabajadores en las maquiladoras de la ciudad de Matamoros, México, junto a la frontera con Estados Unidos, ha completado su primera semana y se siguen expandiendo en tamaño e impacto económico.

El viernes, el Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS recibió reportes de trabajadores en Estados Unidos de que sus plantas estaban percibiendo bajas en autopartes como una señal de que los trabajadores de Matamoros están teniendo un poderoso impacto en toda la industria automotriz.

Un trabajador de la Planta de Ensamblaje de Ford en Flat Rock, Michigan, reporta que la planta estuvo paralizada el jueves y que una suspensión programada de una semana fue corrida a la próxima semana, posiblemente por escasez de partes provenientes de México.

Trabajadores en huelga marchan hacia asamblea en centro de Matamoros (crédito: EnlaceMX)

El trabajador de Ford luego envió un poderoso saludo: “Necesitamos luchar unidos y, así como nuestros valientes amigos en México, estar dispuestos a luchar y hacer huelga si los ‘líderes’ del sindicato no juegan duro en las negociaciones colectivas. Qué Dios bendiga a los valientes hombres y mujeres resistiendo en México. Celebro su valentía y rezo por ustedes y sus familias”.

El anuncio el viernes de la Asociación de Maquiladoras de Matamoros de que las pérdidas para las empresas superan los 100 millones USD dan una noción de la enorme sacudida que ha significado la huelga en la industria automotriz y otros sectores.

La clase gobernante en Estados Unidos, Canadá y México está horrorizada de que la cadena de producción se esté taponando y que inspire a millones de trabajadores en toda Norteamérica e internacionalmente que enfrentan las mismas condiciones a ponerse en pie de lucha.

La prensa internacional ha respondido con un continuo silencio sobre la huelga, mientras que apenas un goteo de información proviene de los principales medios mexicanos.

Al mismo tiempo, los empresarios han escalado sus amenazas contra los trabajadores, incluyendo de despidos masivos, cierres de plantas y cargos penales contra “agitadores”, mientras que las autoridades de la ciudad, el estado y del Gobierno Federal —implicando directamente al alcalde matamorense y al presidente mexicano, ambos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena)— han enviado a policías fuertemente armados y soldados de la Marina a hostigar los piquetes fuera de las fábricas.

Gerencia en AFX Industries bloquea la salida con casilleros para prevenir que los trabajadores se unan a huelga el jueves en la noche

A pesar de estas viciosas maniobras, se siguieron incorporando nuevas maquiladoras a la huelga el viernes por encima de las primeras 45 afiliadas al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (SJOIIM). Las empresas incluyen Avances Científicos, Varel International y Sliding que están afiliadas a otros sindicatos. La huelga ahora incluye a casi la mitad de las 110 maquiladoras en la ciudad e involucra a más de 70.000 trabajadores.

La huelga comenzó hace una semana cuando los obreros descubrieron que la empresa y el sindicato los estaban engañando al no pagarles bonos y un aumento establecidos en su contrato. Desafiando las órdenes del sindicato y la gerencia de volver al trabajo, los trabajadores continuaron organizando paros fuera de las fábricas y en redes sociales, exigiendo un aumento del 20 por ciento y un bono de 32.000 pesos (1.700 USD).

En una serie de asambleas masivas involucrando a miles de obreros de distintas plantas en la plaza central de la ciudad y fuera de las oficinas de los sindicatos desde el miércoles, los trabajadores se han comprometido consistentemente a continuar y expandir la lucha por toda la ciudad hasta que se cumplan sus demandas.

El jueves por la noche y el viernes por la mañana, miles marcharon por la ciudad cantando “¡fábrica por fábrica!” y visitando una maquiladora a la vez para apelar a los turnos que seguían en el trabajo a unirse al movimiento huelguístico.

La falta de confianza y el odio hacia los sindicatos es generalizado entre los trabajadores después de décadas de presidir constantes abusos por parte de las empresas. Esto llevó a los manifestantes de la mayoría de las plantas a elegir representantes entre ellos mismos para avanzar sus demandas.

Sin embargo, a medida que crecían los llamados de librar una lucha independientemente de los sindicatos por medio de estos comités y luego de una asamblea masiva convocada en línea el miércoles para discutir precisamente esto, la abogada laboral Susana Prieto Terrazas arribó a la ciudad para atender las preocupaciones y dudas legales de los huelguistas y, pese a apoyar la huelga, llamó a los trabajadores a dirigir todas sus apelaciones a los sindicatos desacreditados y alimentó ilusiones en el Gobierno de Morena del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Desde que la abogada dejó Matamoros el viernes en la mañana, las discusiones entre los trabajadores han girado en torno a si deberían desarrollar la iniciativa independiente de los trabajadores fuera del marco de los sindicatos o si deberían seguir dejando que los sindicatos hablen por ellos.

Primer turno de APTIV se une a huelga (crédito: Enrique Cahill)

A lo largo del viernes, los líderes del SJOIIM y del Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros y su Municipio (SITPME) cerraron sus puertas a los trabajadores. Jesús Mendoza, líder de SITPME, solicitó cobardemente una entrevista con el medio local La Frontera en la que denunció a los trabajadores en huelga como “vándalos”, defendió que “tiene la empresa sus derechos a decidir respecto a estos trabajadores”, explicando que “ya quedaban fuera de su trabajo” y amenazó a los piquetes de que “están violando la ley y ya pedimos a las autoridades”.

Aproximadamente una hora después de la entrevista, aparecieron oficiales del SITPME en los piquetes de Tridonex acompañados por una unidad de policías estatales y exigieron sin éxito que los trabajadores en huelga se fueran.

Al mediodía, después de varias horas de esperar que diera la cara el odiado dirigente Juan Villafuerte Morales fuera de las oficinas del SJOIIM, una de las dos representantes del comité de base en Parker, una empresa de autopartes, llamó a los cientos de trabajadores presentes a que enviaran a “dos personas por maquiladora para que se presenten como comité” a una asamblea en las gradas frente al sindicato para discutir futuras acciones.

Habiendo estado presente en negociaciones con las empresas, la representante del comité de Parker denunció a los tres representantes de las 48 plantas afiliadas al SJOIIM porque “vulgarmente hacen lo que les dé la gana”, añadiendo que se rehúsan obstinadamente a cumplir sus demandas. También, exigió que Villafuerte “no sea un cobarde” y les provea a los trabajadores en huelga comidas, sillas, carpas y víveres para las familias con el dinero que el sindicato ha tomado a través de sus exorbitantes cuotas de 4 por ciento del salario.

El viernes por la tarde, los trabajadores de dos otras plantas confirmaron al WSWS que sus maquiladoras y varias otras habían respondido al llamado de enviar a dos trabajadores como delegados a un comité para que se reunieran en la noche y sostuvieran discusiones fuera del sindicato.

La lucha de los trabajadores de las maquiladoras en México ha alcanzado una intersección crucial, enfrentándose a dos distintos caminos. Un camino, el recomendado por la abogada, urge a los trabajadores a seguir apelando a los sindicatos, los cuales operan como matones y contratistas de mano de obra barata para las compañías y representan el principal obstáculo para unir a los trabajadores de las diferentes maquiladoras de Matamoros y más allá.

A pesar de las advertencias de que esta es la única vía “legalmente autorizada”, conducirá inevitablemente a un compromiso entreguista con las empresas y una traición por parte del sindicato que dejará a los trabajadores a defenderse solos una vez que las empresas y las autoridades estatales contraataquen vengativamente a los trabajadores más militantes.

La alternativa es que los trabajadores de todas las maquiladoras elijan a sus representantes de base y formalicen un comité de huelga compuesto por estos representantes de todas las maquiladoras en huelga en Matamoros: para una vez y por todas tomar la lucha fuera de las manos de los sindicatos .

Este comité de huelga debe formular y votar democráticamente las demandas, discutir una estrategia para ganar y delegar formalmente tareas a sus miembros para avanzar y expandir la huelga. Debe enviar apelaciones a los trabajadores de las maquiladoras por toda la región fronteriza y el país y a los trabajadores automotores en Estados Unidos y Canadá a unirse a su lucha.

Urgimos a los trabajadores que buscan conectarse a sus hermanos y hermanas de clase en toda América del Norte a contactarnos por correo electrónico en autoworkers@wsws.org o en nuestra página de Facebook.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 19 de enero de 2019)