Maestros de Oakland, California, presionan para expandir la huelga mientras el sindicato busca contener la lucha

por Evan Blake
25 febrero 2019

La huelga de 3.000 maestros en Oakland, California, terminó su segundo día el viernes, cuando los educadores de toda la ciudad mantuvieron sus piquetes y realizaron un mitin al que asistieron más de 1.000 personas.

Multitud en el mitin

La lucha de los maestros de Oakland es parte de una creciente ola de huelgas en todo el país e internacionalmente, incluyendo huelgas este año de maestros en Los Ángeles, Denver y Virginia Occidental en los Estados Unidos, Francia, y el Reino Unido.

Hay un enorme apoyo a los maestros en huelga por los trabajadores en Oakland y en todo el área de la bahía de San Francisco, con miembros de la comunidad que se unen a los piquetes, transeúntes que tocan la bocina continuamente y una atmósfera de solidaridad impregnando toda la ciudad.

A pesar de este amplio apoyo popular, el sindicato, la Asociación de Educación de Oakland (OEA) está trabajando para aislar a los maestros y alcanzar un acuerdo con el Distrito Escolar Unificado de Oakland (OUSD) lo más rápido posible.

El OUSD hizo una propuesta insultante el miércoles. La oferta incluye un aumento leve del siete por ciento expandido en cuatro años, lo que ni siquiera se mantendrá al ritmo de la inflación. Lo que significa esto es que los maestros se enfrentan a un recorte salarial efectivo. La propuesta también incluye reducciones en el tamaño de las clases de solo un estudiante menos en dos años para la mayoría de las escuelas. Ambas propuestas dependen del financiamiento adicional de la legislatura estatal en Sacramento y el distrito que adopta un día escolar escalonado.

Un mensaje automático enviado la noche del viernes en nombre de la superintendente Kyla Johnson-Trammell a los empleados y familias del OUSD declaró en parte: "Esperamos que todos regresen al aula para regresar al negocio de la enseñanza y el aprendizaje", pese a observar que la huelga probablemente continuará el lunes.

En los piquetes y mítines, y en su sitio web, la OEA no ha proporcionado información actualizada sobre sus demandas ni una refutación a la oferta del distrito. En cambio, los funcionarios de la OEA están trabajando entre bastidores para llegar a un acuerdo, al tiempo que promueven a los políticos del Partido Demócrata y les permiten tomarse fotografías en piquetes.

En el mitin de la OEA el viernes, el presidente Keith Brown repetidamente les dijo a los maestros reunidos que estaban luchando por exigir "un sistema de educación pública con todos los fondos" y un "salario digno".

De hecho, en una reunión de los representantes de sitio de la OEA el lunes, los líderes del sindicato se opusieron a un intento de incluir recortes presupuestarios como parte de las negociaciones, asegurando efectivamente que la demanda de $60 millones en recortes presupuestarios continuaría. Esto ocurrió más de un mes después de que Johnson-Trammell amenazara en un correo electrónico de todo el distrito que por cada porcentaje de aumento que consigan los maestros de la oferta en el distrito, recortará $1.9 millones adicionales del presupuesto.

Las propuestas oficiales de la OEA en las negociaciones, incluso si terminaran en un acuerdo final con el OUSD, un resultado altamente improbable, no abordan las inquietudes que impulsan a los maestros a pelear. Tampoco hará nada para resolver la crisis social más amplia que enfrenta toda la clase trabajadora en Oakland, que los maestros viven en sus aulas todos los días y que socava drásticamente su capacidad para enseñar.

La propuesta de la OEA de un aumento salarial del 12 por ciento durante tres años dejaría a los maestros de Oakland como la tercera ciudad peor pagada de cualquier ciudad importante en California, mientras que la propuesta de reducir el tamaño de las clases proporcionado por personal no tendrían un impacto significativo en las condiciones laborales.

El Boletín de maestros del WSWS habló con los maestros, los estudiantes y los padres en el colegio Oakland Technical High School el viernes sobre los problemas que enfrentan. Los reporteros distribuyeron una declaración que pedía la formación de comités independientes de base en cada escuela, lugar de trabajo y comunidad, independientemente de los sindicatos y el Partido Demócrata y el Republicano.

Joyce

Joyce, una maestra sustituta en el OUSD desde hace mucho tiempo, describió un sistema escolar que "agota a los maestros tan rápido, con un salario tan bajo, que siempre hace que se vayan los nuevos". Explicó que su nieta, recientemente acreditada, era brillante y estaba entusiasmada de enseñar a los estudiantes, "pero ¿cuánto tiempo van a tardar en desgastarla? Después de un tiempo, al estar en tan malas condiciones, nos rendimos".

Susan, una maestra que recientemente se mudó a Oakland desde Baltimore, describió lo poco que le alcance con su cheque de paga en la costosa área de la bahía. "Deberías ver lo que pago, $1.800 al mes", dijo, y señaló que el costo de su pequeño apartamento es varias veces mayor que el de una casa espaciosa en otras partes del país. Cuando los reporteros del WSWS compartieron que el distrito estaba ofreciendo un aumento del siete por ciento durante cuatro años, Susan dijo: "Eso es un insulto".

Susan

Susan habló de la creciente militancia de los maestros y su disposición a realizar una huelga nacional. "Tengo amigos en todo el país, amigos en Florida, donde no tienen derecho a una huelga, amigos en Baltimore, donde ganaron ese derecho recientemente, todos me hablan sobre cómo hacer huelga. Todos están listos para salir".

El WSWS también habló con muchos estudiantes de secundaria que habían venido a marchar y protestar con sus maestros.

Un estudiante dijo que, si bien a los medios de comunicación les gusta "enfrentar a los estudiantes con los maestros", la realidad es que "los maestros están trabajando para ayudar a sus estudiantes con tareas incluso cuando están en huelga".

Nick con amigos

Nick, un estudiante de secundaria, dijo: “Sí, están en huelga por nosotros, por todos nosotros. No se trata de maestros codiciosos, se trata de salvar la educación pública”. Un amigo suyo dijo: “Hay un apoyo abrumador por parte del cuerpo estudiantil”, algo que todos los estudiantes ahí presentes apoyaron.

Si bien muchos maestros expresaron ilusiones en los sindicatos, los maestros recibieron unánimemente con entusiasmo el llamado del Boletín de maestro w del WSWS a favor de una huelga estatal y nacional. Señalando aprobación cuando tomaba nuestro panfleto, Mico, un maestro, dijo: "¿Una huelga estatal? Necesitamos una huelga general a nivel nacional".

Para llevar adelante su lucha, los maestros de Oakland deben acudir a la clase obrera en general. Se debe hacer un llamamiento público a todos los trabajadores para que se unan a la lucha de los maestros y se preparen para una huelga general política. Los maestros deben ser movilizados a las estaciones de transporte de BART y centros laborales de toda el área de la bahía.

Para llevar a cabo este tipo de campaña se requiere la formación de comités de huelga de las bases que sean independientes de la OEA, que está haciendo todo lo posible para contener y aislar a los maestros de sus aliados de la clase trabajadora. El B oletín de maestros del WSWS proporcionará la dirección política necesaria para organizar dichos comités de huelga y coordinar sus esfuerzos para unificar a la clase trabajadora.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 23 de febrero de 2019)