El fiscal especial Robert Mueller entrega un informe de investigación sobre Rusia

por Kevin Reed
25 marzo 2019

El fiscal especial Robert Mueller entregó un informe el viernes por la noche al fiscal general William Barr, que concluyó una investigación de 22 meses sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos. Aún no se han hecho públicos los detalles del contenido del informe.

Barr notificó a los líderes y miembros de los comités judiciales de la Cámara de Representantes y del Senado, a los demócratas Jerrold Nadler y Dianne Feinstein, y a los republicanos Lindsey Graham y Doug Collins, en una carta oficial del Departamento de Justicia. Barr escribió que está revisando el informe confidencial y "podría estar en posición de informar sobre las principales conclusiones del fiscal especial este fin de semana".

Bajo los términos de los reglamentos de los fiscales especiales, el fiscal general debe notificar al Congreso cualquier acción propuesta en el informe de Mueller que él ha vetado porque es "tan inapropiado o injustificado según las prácticas departamentales establecidas que no debe ser perseguido". Barr escribió que no hay tales casos en la investigación del fiscal especial.

La ley de los fiscales especiales también otorga discreción al fiscal general Barr para determinar qué parte del informe se compartirá con el Congreso y el público. Escribió que está "comprometido con la mayor transparencia posible" y que esta determinación se tomará en el curso de su revisión.

Poco después de que Mueller hiciera su presentación, NBC News informó que un funcionario no identificado del Departamento de Justicia confirmó que no hay acusaciones criminales selladas o adicionales que salgan de la investigación. Esto significa que nadie en la campaña de Trump tiene o será acusado de llevar a cabo ningún acto criminal en conjunto con Rusia.

El representante del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-CA) rechazó las reclamaciones de que no se recibirían nuevas acusaciones, y dijo a CNN que llamaría a Mueller ante un panel de la Cámara para hacerle preguntas, que indica que el conflicto interno entre diferentes facciones del establecimiento gobernante no ha terminado.

A lo largo de toda la investigación de Mueller, el Partido Demócrata participó en una campaña interminable al estilo de McCarthy de cargos no demostrados de que la campaña de Trump se confabuló con los rusos durante las elecciones de 2016, incluso sugiriendo que la "intromisión rusa" fue la responsable de la victoria de Trump en el Colegio Electoral.

Si el resultado final de la investigación de Mueller es confirmar las afirmaciones incesantes de "no colusión" de Trump, sería una debacle política para el Partido Demócrata y la facción del aparato de inteligencia-militar que está alineado con los Demócratas en la campaña contra Trump.

Los individuos más cercanos a Donald Trump que han sido acusados, como George Papadopoulos, Paul Manafort, Michael Flynn y Michael Cohen, fueron acusados de mentir a los investigadores federales, fraude fiscal y bancario en sus tratos comerciales personales y violaciones de financiamiento de campañas, no colusión con ya sea el gobierno ruso o los empresarios rusos.

Las acusaciones de la investigación de Mueller con respecto a las actividades cibernéticas durante las elecciones presidenciales de 2016 han sido enteramente de rusos, no miembros del campo de Trump. Incluso si uno acepta las acusaciones como verdaderas, y no han sido probadas en ningún procedimiento judicial y no lo serán, los 13 ciudadanos rusos y tres entidades comerciales rusas acusadas de "guerra de información" durante las elecciones de 2016 en los EUA participaron en una actividad en línea que tuvo un impacto mínimo o nulo en los resultados de la votación.

Además, ni los empresarios rusos ni los 12 presuntos oficiales de inteligencia rusos que fueron acusados de piratear los servidores del Comité Nacional Demócrata antes de las elecciones han estado directamente relacionados con nadie en la campaña de Trump o en la Casa Blanca.

En la medida en que los detalles del informe del fiscal especial se hagan públicos, sin duda revelarán la profundidad de los ataques a la democracia dentro del establecimiento político estadounidense y las tendencias hacia el autoritarismo. Entre los subproductos de toda la campaña de "interferencia rusa" en el corazón de la investigación de Mueller ha habido un impulso constante por parte de ambos partidos capitalistas, las agencias de inteligencia estatales y la industria de tecnología de internet hacia la censura en línea bajo el pretexto de combatir "noticias falsas" "desinformación."

(Publicado originalmente en inglés el 23 de marzo de 2019)