El ejercicio Defender 2020 de la OTAN: Alemania sirve como base militar para el fortalecimiento contra Rusia

por Martin Nowak
5 febrero 2020

El "Defender 2020", el ejercicio más grande de la OTAN en Europa en 25 años, se ha puesto en marcha en las últimas semanas. Por primera vez en su historia, la alianza está practicando el despliegue de una división completa, que incluye 20.000 soldados y todo su equipo, desde los Estados Unidos hasta Europa del Este. El despliegue está programado para completarse en marzo, y el viaje de regreso comenzará en junio.

El sitio web del ejército alemán introdujo el ejercicio en un video. Una serie rápida de imágenes acompañadas de música heroica sirve de telón de fondo para una serie de hechos sobre la operación: 37.000 soldados y 20.000 piezas de carga deben ser transportadas y aseguradas a lo largo de una ruta de 4.000 kilómetros a través de Europa. Requieren "reabastecimiento de combustible, aprovisionamiento, alojamiento y acceso a TI".

Como "nación anfitriona", Alemania es responsable del apoyo logístico. Alrededor de 4.000 soldados del ejército alemán están desplegados para este propósito. El centro de comando logístico para el ejercicio es el "Comando de Apoyo y Habilitación Conjunta" de la OTAN, establecido en Ulm en 2018, que está dirigido por la Base de las Fuerzas Armadas alemanas, el brazo organizativo del ejército alemán (Bundeswehr). El teniente general Martin Schelleis, inspector general de la Base de las Fuerzas Armadas, comentó que esperan con ansias el ejercicio porque les permitirá poner a prueba sus habilidades.

La doctrina política del ejército alemán de 2018 subrayó la importancia de Alemania para el fortalecimiento militar de la OTAN contra Rusia. "Debido a su ubicación geográfica, Alemania es un centro estratégico en el corazón de Europa", señala el documento. "La capacidad de la alianza de la OTAN y la UE para actuar" se basa en que "Alemania cumpla con sus tareas como nación anfitriona, como país de tránsito para el envío de fuerzas a las fronteras del territorio de la alianza y el área operativa interior".

Ya en 2015, el ejército alemán concluyó en una evaluación estratégica que Alemania es un cuello de botella para tales maniobras. En un artículo titulado "Tarea logística hercúlea", el Tageschau enumeró las áreas que requieren trabajo: ¿Hay suficientes motores de trenes, vagones de carga y estaciones de descanso? ¿Qué rutas se pueden utilizar para los transportistas que transportan cargas de varios cientos de toneladas? ¿Se emitirán las autorizaciones necesarias a tiempo?

A principios del año pasado, el ejército llegó a un "acuerdo marco de carga" para mover equipos militares con Deutsche Bahn, el operador ferroviario de Alemania, por un valor de unos 100 millones de euros.

¿Por qué se están desplegando miles de soldados en la frontera oriental de la OTAN en el marco del "Defender 2020"? Oficialmente, el ejercicio no está dirigido contra Rusia. Sin embargo, esta pretensión es refutada por los hechos y declaraciones de varios miembros del personal de la OTAN.

"Rusia ha demostrado que está dispuesta a volver a dibujar las fronteras en Europa con fuerza militar a través de la anexión de Crimea. Y eso ha hecho sonar las alarmas de muchos miembros de la OTAN, en particular de nuestros vecinos orientales", declaró el teniente general Schelleis en una conferencia de prensa en Berlín para presentar el ejercicio.

El 21 de enero, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, nombró a Rusia como uno de los tres desafíos, junto con China y el terrorismo, que los miembros de la OTAN tienen que enfrentar. Cuando se le preguntó sobre los crecientes conflictos entre EEUU y Europa, señaló que se habían desplegado menos tropas estadounidenses en Europa durante algunos años y elogió los esfuerzos de los aliados de EEUU para rearmarse. Europa y Canadá han invertido 130 mil millones de euros adicionales en defensa en los últimos cuatro años, dijo.

Una mirada a los ejercicios militares de la OTAN en los últimos años muestra por qué la infraestructura logística para el transporte militar a través de Europa ha llegado al punto de ruptura.

Desde 2011, el ejercicio anual de la OTAN "Sabre Strike" se ha llevado a cabo en Polonia y los Estados bálticos. Además, el principal ejercicio "Anaconda" se lleva a cabo en Polonia cada dos años e involucra a decenas de miles de soldados de todos los Estados miembros de la OTAN. El Ejército de Defensa Territorial de Polonia (VOT), que se fundó en 2016 y está conformado abrumadoramente por fuerzas paramilitares de extrema derecha, también participa. En 2018, se simularon explícitamente los ataques contra el enclave ruso de Kaliningrado y la capital bielorrusa, Minsk.

Ucrania, que está en conflicto abierto con Rusia y no es miembro de la OTAN, también participa regularmente en los ejercicios de la OTAN. La "brigada lituana-polaca-ucraniana", que se estableció en 2015, ha participado en varias ocasiones en "Anaconda". Mientras tanto, la OTAN ha llevado a cabo sus propias maniobras militares en Ucrania en el marco de "Rapid Trident" desde 2006.

Desde la crisis de Ucrania de 2014, que se inició con un golpe de Estado liderado por los fascistas y patrocinado por Estados Unidos y Alemania, el alcance y la regularidad de los ejercicios de la OTAN en Europa del Este han aumentado dramáticamente. Bajo el lema operacional "Atlantic Resolve", la administración Obama inició una importante expansión de la presencia militar estadounidense. El gasto para esta "iniciativa de disuasión europea" aumentó ocho veces en los últimos cuatro años a $6,5 mil millones.

En el marco de la "Presencia Avanzada Mejorada de la OTAN", cuatro batallones de 1.000 soldados listos para el combate se han estacionado en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania desde 2017. El "grupo de batalla de la OTAN" en Lituania está liderado por Alemania, mientras que los otros tres están liderados por fuerzas estadounidenses, británicas y canadienses. La "Presencia Avanzada Mejorada de la OTAN" es apoyada por la "Presencia Adelante Adaptada", un batallón multinacional bajo liderazgo rumano. El reemplazo de las unidades en el batallón se lleva a cabo de acuerdo con un principio de rotación llevado a cabo bajo la operación "Dragon Ride".

Además, el establecimiento de la "Fuerza de Tarea Conjunta de Muy Alta Preparación" comenzó en 2015. Esta brigada multinacional de 5.000 soldados, que también es comandada por Alemania, debe operar en un estado de alerta permanente y puede desplegarse en una posición de primera línea dentro de las 48 horas.

El ejercicio más grande anteriormente de la OTAN desde la disolución de la Unión Soviética tuvo lugar en Noruega en 2018 y se tituló "Trident Juncture". Participaron cincuenta mil soldados de 31 países, incluidos 10.000 de Alemania. Practicaban operaciones en el mar, en tierra y en el aire. "Defender 2020" continúa en líneas similares. Junto con los miembros de la OTAN, Finlandia y Georgia también participan.

Georgia, como Ucrania, es una exrepública soviética que está siendo armada hasta los dientes por la OTAN para servir como un Estado de primera línea contra Rusia. En 2008, el pequeño país del Cáucaso estuvo involucrado en una guerra abierta con Rusia, y desde entonces ha tenido una disputa fronteriza sin resolver con su vecino. No obstante, la OTAN ha seguido ampliando su cooperación militar con Georgia, independientemente de qué facción de la cleptocracia de derecha tenga el poder en Tbilisi.

Setenta y cinco años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania se encuentra en el centro de un gran fortalecimiento militar de la OTAN contra Rusia. El transporte de tropas, tanques y vehículos a Estonia, que está a menos de 200 kilómetros de San Petersburgo, así como a Bulgaria y Georgia, se realiza a través de aeropuertos y puertos alemanes, y a lo largo de ferrocarriles y carreteras alemanas.

Los comandantes militares y los políticos saben muy bien que las imágenes de columnas de tanques y transportadores de tropas que atraviesan países que estaban en el corazón de dos guerras mundiales están produciendo incertidumbre, miedo, asco, ira y rabia. Esta es la razón por la cual los movimientos de tropas se llevan a cabo principalmente en pequeños convoyes y de noche. Al mismo tiempo, los demagogos de extrema derecha y los falsificadores de la historia están siendo alentados políticamente como parte de los preparativos para la guerra.

A pesar de los crímenes cometidos por las tropas alemanas en dos guerras mundiales, la élite gobernante de Alemania está decidida a ampliar su "papel de liderazgo" y su capacidad militar.

La doctrina política actual del ejército alemán declara que el ejército "debe tener las fuerzas y los medios a su disposición para desplegarse después de una breve movilización a las fronteras o más allá del territorio de la alianza. La defensa colectiva dentro del territorio de la alianza puede abarcar desde operaciones a pequeña escala hasta un despliegue extremadamente exigente en el marco de una operación muy grande tanto dentro como fuera del territorio de la alianza". Las fuerzas armadas alemanas deben "ser efectivas en un conflicto híbrido ya que se desarrolla e intensifica en todo el espectro de sus efectos, en todas sus dimensiones, en una fuerza armada conjunta, multinacional y en todo tipo de operaciones".

Se esperan grandes pérdidas como resultado. "Al comienzo de una operación muy grande y de alta intensidad, es necesario un gran despliegue de fuerzas y equipos fácilmente disponibles. Se tomarán medidas para regenerar al personal (es decir, reemplazar a los soldados muertos y heridos) y el material", afirmaba la doctrina.

Esto es lo que el ejército alemán debe ahora, para usar las palabras del general Schelleis, "demostrar con alegría".

(Publicado originalmente en inglés el 4 de febrero de 2020)