Informes cuestionan la precisión de los recuentos de muertes de COVID-19 en EE. UU. Y en todo el mundo

por Bryan Dyne
28 mayo 2020

A medida que los países de todo el mundo —incluidos Brasil, India, Rusia, Turquía, el Reino Unido y los Estados Unidos— continúan obligando a sus poblaciones a volver a trabajar incluso cuando el coronavirus continúa propagándose, hay cada vez más pruebas de que las muertes reales causadas por la pandemia son hasta tres veces mayor que la cantidad oficialmente reportada.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sobre casos de coronavirus y neumonía se encuentran entre los más reveladores. La neumonía mata a unas 30,000-60,000 personas cada año en los Estados Unidos. Pero de febrero a mediados de mayo de este año hubo 89,555 muertes por neumonía registradas. El coronavirus puede causar neumonía debilitante en casos graves y muchas de las muertes atribuidas a la neumonía probablemente estén relacionadas con COVID-19.

Se puede ver un efecto similar en los recuentos de muertes de estados individuales. En Illinois, los CDC reportan 4,856 muertes por COVID-19 mientras que reportan 2,149 muertes por neumonía, más de cinco veces el promedio de cinco años. En Ohio, el coronavirus ha causado 1,969 muertes y la neumonía ha matado a 2,327, que es 1,507 más que el promedio de cinco años.

Y en Florida, que recientemente despidió a un empleado estatal que desarrolló su base de datos de seguimiento de coronavirus, el número de muertes por COVID-19 es 1,762, mientras que las muertes por neumonía son actualmente 5,185. Las muertes promedio de cinco años durante el mismo período de tiempo son solo 918. Si el exceso de muertes por neumonía es de hecho debido a muertes causadas por el coronavirus, esto sugiere que el número real de muertes por la pandemia en los Estados Unidos es al menos el doble de la tasa informada.

La pandemia también se está extendiendo a las zonas más rurales del país. Según datos del New York Times, el número de casos en Fayetteville-Springdale, Arkansas, se duplica cada 6.2 días. El número de muertes en Milledgeville, Georgia, se duplica cada 5.2 días. En medio de esta propagación, el presidente Donald Trump afirmó ayer en un tweet que "100,000 muertes ... parece ser el número".

Se pueden ver cifras similares en otros países como resultado de investigaciones actualizadas sobre el "exceso de muertes" que han ocurrido en las diversas regiones. Es decir, en lugar de registrar a los que murieron en un hospital y dieron positivo por COVID-19, los medios de comunicación como The Guardian, Wall Street Journal, Financial Times, el Hindu, Axios y Reuters rastrearon la brecha entre el número total de personas. quienes murieron por cualquier causa en ciudades, regiones y países de todo el mundo y compararon esos datos con los promedios históricos para el mismo lugar y época del año.

Esta técnica ayuda a dar una imagen más precisa del impacto de la pandemia, teniendo en cuenta tanto el número real de muertos por la enfermedad, como los que murieron por accidentes o dolencias a los que de otro modo habrían sobrevivido si los sistemas de atención médica no estuvieran abrumados por el coronavirus. Tal como está ahora, la pandemia ha causado más de 5.6 millones de infecciones confirmadas oficialmente en todo el mundo, un aumento de 1 millón en menos de dos semanas, y ha causado 350,000 muertes.

La cantidad de muertes en exceso solo en Moscú y San Petersburgo durante abril, según un estudio del Financial Times, es de 2,073, o más de tres veces mayor que el recuento combinado oficial de 629 muertes por COVID-19 en ambas ciudades. Si se supone que solo estas muertes son por el coronavirus, el número de muertes en el país aumentaría de 3,807 a 5,880. Si las muertes oficiales se multiplican por la proporción de muertes en exceso por muertes por coronavirus encontradas en Moscú y San Petersburgo, el número de personas que han muerto por el coronavirus en Rusia sería de 11,421.

Un informe similar en The Guardian señala que más del 60 por ciento de los pacientes con coronavirus que murieron "no fueron contados en el recuento oficial de muertes de la ciudad por la enfermedad porque una autopsia mostró que habían muerto por otras causas". Este método de informe también se ha utilizado en países de Europa occidental y en los EE. UU.

Un análisis similar realizado por el FT sobre datos de la capital de Turquía, Ankara, muestra que el verdadero número de muertes por coronavirus en el país es hasta un 25 por ciento más alto que el recuento oficial. El Gobierno de Erdogan ordenó la reapertura de las plantas el 20 de abril después de un cierre muy limitado. Esta política ha provocado al menos 103 muertes solo en abril, y ha provocado que la tasa de casos de COVID-19 entre los trabajadores de las fábricas sea casi tres veces mayor que el promedio del país.

En Brasil, los estudios realizados en abril estimaron que el número de casos era entre ocho y 16 veces superior a la cifra informada oficialmente. Como resultado, el recuento de muertes en el país sigue siendo muy poco reportado. Esto se refleja más claramente en los datos de São Paulo, que ha visto un aumento del 485 por ciento en las muertes por coronavirus desde que las pruebas están más disponibles. Sin embargo, Brasil todavía está probando por debajo de la tasa media per cápita de cualquier país, incluso cuando el presidente fascistoide Jair Bolsonaro continúa insistiendo en que la pandemia no es más que una "pequeña gripe" a medida que aumentan los casos y las muertes.

Según los informes, el estado de Bengala Occidental de la India no ha contado el 40 por ciento de sus muertes relacionadas con el coronavirus como causadas por la pandemia debido a las comorbilidades entre los muertos. Al mismo tiempo, el Gobierno de Delhi ha pedido a los hospitales que no examinen a las personas muertas por COVID-19 si no se confirmó que lo tenían mientras estaban vivos, incluso cuando las tasas de mortalidad en los hospitales superan los recuentos oficiales debido al coronavirus en 30 por ciento o más, también existe un peligro creciente de que la pandemia dificulte los esfuerzos para combatir otras epidemias en la India, como la tuberculosis, que infecta a casi 2.7 millones de personas anualmente.

En Gran Bretaña, la Oficina de Estadísticas Nacionales informó que había registrado casi 54,000 muertes en exceso en el país hasta el 15 de mayo, alrededor de 17,000 más que las confirmadas por la pandemia. Estos datos reafirman que Gran Bretaña es el país más afectado en Europa en términos de muertes, y uno de los más devastados del mundo.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 27 de mayo de 2020)

 

El autor también recomienda:

Encubrimiento de la pandemia en EE.UU. culpable por decenas de miles de muertes
[23 mayo 2020]