Los casos de coronavirus superan los seis millones a nivel mundial

por Bryan Dyne
1 junio 2020

Ahora hay más de seis millones de casos confirmados oficialmente de la pandemia de coronavirus en todo el mundo, un número que aumenta en un millón cada 10 días. Los muertos ahora son 365,000, o alrededor del 6.1 por ciento de los infectados, y el número de víctimas mortales está creciendo.

Estas cifras representan tanto a los 2.6 millones de personas que se han recuperado, algunas de las cuales sufrieron durante semanas o meses luchando contra la enfermedad, como a los 2.9 millones de casos leves activos de COVID-19 y casi 54,000 casos graves o críticos causados por la infección. Como se ha señalado anteriormente, estos números oficiales son una gran subestimación del verdadero costo de la pandemia.

En medio de la peor emergencia médica global desde la pandemia de gripe en 1918, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el viernes que retirará el país de la Organización Mundial de la Salud y suspenderá los fondos federales para la agencia internacional de salud pública. Actualmente, los fondos de los Estados Unidos representan aproximadamente el 15 por ciento del presupuesto de la OMS. En su anuncio, Trump reiteró la mentira de que la OMS es un agente de China y se coludió con el régimen de Beijing para ocultar durante semanas la gravedad del "virus Wuhan" y lo permitió escapar al resto del mundo.

El presidente no mencionó las advertencias tempranas de los peligros del virus proporcionado tanto por China como por la OMS, ni la respuesta tardía de los Estados Unidos, que permitió que el coronavirus se estableciera en la ciudad de Nueva York y en otros lugares y se extendiera por todo el país. En cambio, exigió: "El mundo necesita unas respuestas de China".

De hecho, muchas de las cepas del virus que causa la enfermedad, SARS-CoV-2, provienen de los Estados Unidos. Un análisis de la estructura genética del virus en diferentes partes del mundo, usando datos de Nextstrain y GISAID, muestra claramente que el virus escapó de los EE. UU. al subcontinente indio, Medio Oriente, Sudamérica y Europa del Este en febrero y marzo. Y aunque Estados Unidos sigue siendo el país más afectado, con casi 1.8 millones de infecciones y 104,000 muertos, muchos países en esas partes del mundo ahora son epicentros regionales e incluso globales de la pandemia.

Dichos puntos críticos incluyen India, que ahora tiene la mayor cantidad de casos, 173,000, más que cualquier país de Asia. Esto es más del doble que en China. India también tiene una de las tasas más altas de nuevos casos de coronavirus en el planeta. Y aunque su número actual de muertos oficiales todavía es inferior a 5,000, es un secreto a voces dentro del país que los recuentos oficiales no informan el alcance de la enfermedad.

Al mismo tiempo, la reapertura forzada del país por parte del gobierno de Narendra Modi ha provocado que el recuento de casos en el país comience a aumentar exponencialmente. Los epidemiólogos estiman que el número de casos alcanzará el millón en unas semanas, con un aumento de muertes masivas poco después.

Políticas similares en los vecinos Pakistán y Bangladesh han provocado un aumento de sus tasas de infección y mortalidad en las últimas semanas. Los dos países tienen 64,000 y 43,000 casos, respectivamente. Ambos son superados solo por India en términos de nuevos casos y enfrentan muchos de los mismos problemas de hacinamiento en sus ciudades que afectan a India, creando emergencias de salud similares.

También existe un peligro creciente de un estallido de casos en Corea del Sur, que ha comenzado a reabrirse después de una campaña exitosa de pruebas y rastreo de contactos para contener la pandemia tanto como sea posible. Varios grupos de coronavirus han surgido en el país en las últimas semanas, el más reciente siendo un conjunto de 96 casos nuevos que ocurrieron en un centro logístico.

Este y docenas de otros casos obligaron a más de 500 escuelas a cerrar nuevamente el viernes después de una breve reapertura. El gobierno de Seúl también cerró sus parques, galerías de arte, teatros y museos e instó a entidades privadas similares a que hagan lo mismo durante los próximos 14 días para frenar el brote actual.

El Medio Oriente también ha sido muy afectado. El número de casos y muertes en Turquía e Irán actualmente rivaliza con los de la India. Actualmente hay 162,000 casos y 4,400 muertes en Turquía y 146,000 casos y 7,600 muertes en Irán. Arabia Saudita también se ha convertido en una de las naciones más plagadas de la región, con casi 82,000 casos y 450 muertes. Mientras que su número de casos nuevos está disminuyendo actualmente, el nuevo recuento de muertes de Arabia Saudita ha aumentado constantemente desde abril.

Durante ese mismo período, Qatar se ha ganado la dudosa distinción de convertirse en el país con más casos de coronavirus per cápita en la región y el mundo, excluyendo los microestados europeos. Esto es seguido por otra nación del Golfo, Bahréin. Si bien ambos países tienen actualmente un número relativamente bajo de víctimas mortales, la pandemia está a punto de arrasar con las poblaciones de ambas naciones, particularmente con sus trabajadores inmigrantes vulnerables.

En América del Sur, Brasil, Perú, Chile y Ecuador son los países más infectados por la pandemia. En conjunto, tienen más de 700,000 casos y más de 32,000 muertes, y son uno de los epicentros mundiales de la pandemia. La mayoría de estos se encuentran en Brasil, que tiene al menos 443,000 casos y casi 27,000 muertes. Los números de Brasil están aumentando tan rápido como los de Estados Unidos, incluso mientras que el presidente fascistoide Jair Bolsonaro ordena reabrir oficinas, tiendas minoristas, concesionarios de automóviles, agencias inmobiliarias y centros comerciales.

La ciudad más afectada en Brasil es Sao Paulo, que es la ciudad más poblada del hemisferio occidental y una de las áreas metropolitanas más grandes del mundo. Hasta ahora ha habido 55,000 casos del virus en la ciudad, lo que ya ha causado que el sistema médico alcance su capacidad.

Mientras que Brasil puede haberlo superado en el número total de casos y en el número diario de casos nuevos, Rusia sigue siendo el país europeo con más infecciones por coronavirus, 387,000. Los funcionarios de salud en Moscú recientemente duplicaron el número de muertes oficiales en la ciudad, con 1,561 solo en Moscú.

Esta cifra fue revisada para dar cuenta de aquellos que habían sido registrados como fallecidos por otras causas a pesar de que, de hecho, estaban infectados con el coronavirus. Según un informe del departamento de salud de la ciudad, la nueva cifra ahora representa incluso las muertes por coronavirus "más discutibles".

Otras áreas del país están siguiendo su ejemplo. Si se hiciera una corrección similar al recuento en todo el país, los muertos de Rusia estarían solo detrás del Reino Unido, Italia, Francia y España, que son los países más afectados en Europa en términos de muertes, y siguen siendo algunos de los peores epicentros del mundo.

Sin embargo, el centro de la pandemia sigue siendo Estados Unidos, que ha visto picos dramáticos de casos en ciertas áreas. En Montgomery, Alabama, actualmente solo hay dos camas de UCI desocupadas como resultado de una explosión de casos en el condado, que se han cuadruplicado desde que el estado comenzó a reabrir. La mayoría de los estados del Sur están viendo un aumento en el número de casos, y es probable que los dos que informan una disminución en nuevos casos, Texas y Florida, estén manipulando deliberadamente sus datos para justificar la reapertura. En el extremo opuesto del país, California continúa promediando más de 2,000 casos por día.

Al mismo tiempo que el recuento de casos y las muertes continúan su aumento macabro, la administración de Trump está retirando su Cuerpo de Tarea de Coronavirus. El vicepresidente Mike Pence, quien es el jefe formal del grupo, lo reunió el jueves por primera vez en una semana. Esto se debe a las reuniones diarias en marzo y abril y las reuniones tres veces por semana a partir de mayo. El propio Trump ha centrado sus esfuerzos en llevar a los trabajadores de vuelta a las fábricas, oficinas y plantas, incluso cuando el contagio mortal continúa azotando las industrias automotrices, empacadoras de carne y logísticas.

El autor también recomienda:

La clase gobernante explota la pandemia para intensificar su ataque contra empleos y salarios
[30 mayo 2020]

La pandemia global y la guerra global contra los inmigrantes y refugiados
[27 mayo 2020]

(Artículo publicado originalmente en inglés el 30 de mayo de 2020)