Activista vinculada a legisladores republicanos de Ohio conspiró para secuestrar y asesinar a gobernador Mike DeWine

por Eric London
26 octubre 2020

Los periódicos locales de Ohio han expuesto un complot dirigido por la activista republicana Renea Turner para construir un “pelotón” para secuestrar y asesinar al gobernador del estado, Mike DeWine. Aunque DeWine es republicano y partidario de Trump, evidentemente fue elegido como blanco por su implementación de restricciones leves para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que ha matado a más de 5.100 habitantes de Ohio.

Turner confirmó en una entrevista el viernes con Cleveland.com que estaba tratando de reclutar a personas para colocar al gobernador bajo “arresto domiciliario”. El plan fue revelado cuando una persona a la que intentó reclutar presentó un informe policial la semana pasada. Luego, la policía estatal visitó a Turner pero no hizo ningún arresto. En el momento de escribir este artículo, ningún noticiero nacional había informado sobre los acontecimientos de Ohio.

Renea Turner con Mike Pence (de Facebook)

Aunque no se sabe cuán avanzado estaba este complot específico o cuántas personas estaban involucradas, se produce poco más de dos semanas después de que los funcionarios federales arrestaran a más de una docena de fascistas que planeaban secuestrar y matar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, y también discutieron ir detrás del gobernador de Virginia, Ralph Northam. Trump no ha ocultado sus planes de movilizar a sus partidarios de extrema derecha para invalidar el voto popular e intentar permanecer en el cargo. Esta estrategia se centra particularmente en estados disputados como Ohio y Michigan.

Turner es una partidaria de Trump que tiene conexiones con un grupo de legisladores estatales republicanos que han estado pidiendo que DeWine sea arrestado por el daño a los intereses comerciales causado por las medidas de bloqueo en todo el estado.

El representante estatal John Becker, quien pertenece a este grupo, le dijo al Dayton Daily News el viernes que se reunió personalmente con Turner hace dos semanas. En un breve video respondiendo a las revelaciones, Becker dijo que Turner estaba construyendo un “pelotón” cuyo plan era “arrestar al gobernador en su casa, llevarlo a juicio por tiranía y con la posibilidad de una ejecución o exilio”.

Hace seis semanas, Becker le solicitó a un fiscal que presentara cargos penales contra DeWine por “terrorismo”, “provocar pánico” y otros delitos relacionados con los cierres. En el mismo video de YouTube que anuncia su conocimiento del complot contra DeWine, Becker repitió provocativamente los llamados a los espectadores a hacer declaraciones juradas en apoyo de su esfuerzo por arrestar a DeWine. A principios de este otoño, Becker declaró cínicamente: “Cuando arresten al gobernador DeWine, espero sinceramente que lleve una mascarilla y que no lo electrocuten con una pistola paralizante”.

En una conferencia de prensa celebrada el viernes para abordar otros asuntos, DeWine respondió a una pregunta sobre el complot diciendo que no había sido informado previamente por la policía o funcionarios federales.

Indicó que se tomó la trama en serio: “Miren, tenemos gente en todos los estados que cree que puede aplicar la justicia por mano propia. Tenemos personas que creen que el Gobierno es ilegítimo y tienen todo el derecho de ir y básicamente derrocar al Gobierno de una forma u otra. Creo que nos incumbe a todos denunciar eso y decir que está mal”.

Renea Turner con un cartel comparando a DeWine con Hitler (de Facebook)

El jueves, el día antes de que se conocieran los detalles del complot, Turner viajó al Capitolio del estado y celebró una ceremonia de juramentación para ella misma, afirmando que era la gobernadora legítima, y presentó un juramento notarial firmado por varios partidarios. En una publicación de Facebook sobre la juramentación, Turner dijo: “El gobernador Mike DeWine se ha concentrado, ha crecido y se ha convertido en un Tirano y será obligado a rendir cuentas de inmediato. Recibirá el castigo de un Tirano”.

Turner reconoció el viernes que la policía estatal la visitó después de que salieron a la luz los informes del complot y la trató de manera amistosa. Le dijo a Cleveland.com que un policía “dijo que solo estaba allí para verificar mi temperamento y cuáles son mis planes”.

Otro legislador estatal que busca derrocar o arrestar a DeWine, el representante estatal Nino Vitale, afirma que el coronavirus fue creado por Bill Gates. Vitale lideró los esfuerzos a principios de este año para forzar la renuncia de la Dra. Amy Acton, directora del Departamento de Salud de Ohio y líder de la respuesta estatal al coronavirus, quien renunció en junio debido a amenazas de muerte. The Columbus Dispatch informó que, en mayo, “varios manifestantes, algunos armados, se presentaron en su casa de Bexley varias veces. ... Acton recibió guardias para protegerla, un paso inusual”. En ese momento, un afiliado de ABC en Cleveland escribió: “Los vecinos informaron que varios hombres marcharon arriba y abajo de la calle con armas de asalto diciendo que no habría violencia 'por ahora'”.

El representante Vitale se refirió a Acton, que es judía, como una “globalista” y una “dictadora médica”. Treinta y dos legisladores estatales republicanos, incluidos Vitale y Becker, firmaron una declaración exigiendo que DeWine reabriera el estado de inmediato.

A principios de este año, Vitale y otros legisladores estatales dijeron que DeWine estaba intentando establecer “campos de concentración” en el estado. Si “su hijo da positivo al COVID, lo sacarán de su casa”, dijo Vitale en Facebook. Sus afirmaciones también fueron reproducidas por el Ohio Star, vinculado a Breitbart, que publicó un artículo titulado “Campamentos de la FEMA de Ohio: más preguntas que respuestas” el 4 de septiembre.

Un informe en el Ohio Capital Journal suscita varias preguntas sobre los posibles vínculos de Vitale con la propia Turner, pero deja en claro que, al menos, la motivaban sus declaraciones incendiarias: “Turner compartió una publicación de Vitale del 18 de mayo, en la que acusó a DeWine de 'arrogarse un poder dictatorial total'. Vitale también sugirió falsamente que el gobernador sabía sobre el virus en marzo de 2019, muchos meses antes de que se descubriera el nuevo coronavirus”.

No se sabe si Turner se ha reunido con más legisladores además de Becker, incluido Vitale o los otros legisladores republicanos que patrocinan el esfuerzo de juicio político: Paul Zeltwanger y Candice Keller.

También hay dudas sobre los posibles vínculos de Turner con la campaña de Trump.

Cuando Turner se postuló para gobernadora en 2018 como candidata republicana por escrito, su compañero de fórmula para vicegobernador fue Keith Colton, quien a principios de 2018 había sido candidato en las primarias republicanas al Congreso en el noveno distrito del Congreso del estado. Colton ganó aproximadamente una cuarta parte de la votación primaria, o 6.263 votos, lo que indica un apoyo institucional sustancial.

Keith Colton con Donald Trump en la página de la campaña de Colton

Colton afirma haber sido un miembro bastante destacado de la campaña de Trump de 2016, afirmando haber trabajado en West Virginia, Michigan, Indiana, Pensilvania, New Hampshire, Iowa, Carolina del Sur y Ohio.

Parece que esta afirmación tiene cierta validez, ya que el sitio web de la campaña de Colton incluyó una foto de él con Donald Trump de 2016. Una fotografía de AP de 2017 también muestra a Colton asistiendo al baile de inauguración presidencial en Washington D.C.

El video de un evento de campaña de 2018 muestra a Colton diciendo que “tuve al personal de Trump viviendo conmigo durante 3 meses [en Ohio] antes de las elecciones. … Estuve bastante involucrado en todos los eventos de Trump en la costa norte, desde Toledo, Cleveland, Akron. Tuve muchos asientos VIP”, afirmó, y agregó que obtuvo “una autorización de seguridad secreta” y “recogió al vicepresidente” en una ocasión, además de conducir a la portavoz de la campaña de Trump, Katrina Pierson.

Ohio también es un semillero de actividad de las milicias. Los conspiradores de Michigan se reunieron en Dublin, Ohio, en junio, y el agente del FBI, Richard Trask, indicó que las milicias están representadas en “varios estados”.

Después de los arrestos de 14 conspiradores de Michigan a principios de este mes, la afiliada de ABC en Columbus informó: “En Ohio, una docena de grupos de milicias han comenzado o han estado activos en el sitio web MyMilitia.com desde marzo, cuando el gobernador Mike DeWine ordenó que la gente permaneciera en su hogares debido al coronavirus”.

Al igual que en Michigan, las manifestaciones anticuarentena a principios de este año proporcionaron la justificación para que los grupos de extrema derecha se reunieran y formularan planes. Muchos grupos de derecha bien financiados participaron en la planificación de los mítines contra los cierres, que tuvieron lugar en la capital del estado de Ohio en abril.

El evento fue patrocinado por FreedomWorks, una subsidiaria de un grupo financiado por los hermanos republicanos multimillonarios Koch. El presidente de la Ohio Liberty Coalition es John McAvoy, quien, según explica el Center for Media Democracy, está “en la junta de la Northwest Ohio Conservative Coalition”.

Si bien quedan muchas preguntas sobre las conexiones de Renea Turner y sobre cuán avanzado estaba este complot en particular, lo que está claro es que la Administración de Trump ha creado un clima tan tóxico y violento que complots como este se volvieron inevitables. Esto no es un accidente, es un elemento crítico de su estrategia política. El Partido Demócrata se ha mantenido completamente en silencio sobre estos peligrosos acontecimientos en Ohio.

(Publicado originalmente en inglés el 24 de octubre de 2020)

 

El autor también recomienda:

Trump storms out of interview when asked about ties to Michigan conspiracy
[23 octubre 2020]

¿Por qué la revista Jacobin minimiza el peligro de la violencia fascista?
[24 octubre 2020]

Demócratas piden “paciencia” mientras Trump avanza plan golpista
[21 octubre 2020]