El WSWS y la lucha por la libertad de los presos políticos

por Oscar Grenfell
29 octubre 2020

El WSWS está comenzando a publicar los discursos pronunciados por miembros destacados del ICFI y contribuyentes del WSWS en el mitin en línea que se llevó a cabo el 25 de octubre para dar la bienvenida al relanzamiento del WSWS que comenzó con las publicaciones del 2 de octubre de 2020. Se dieron los comentarios a continuación por Oscar Grenfell, miembro del comité nacional del Partido Socialista por la Igualdad (Australia).

El relanzamiento del WSWS es un avance importante en la lucha por unificar a la clase trabajadora a nivel internacional. Este sitio educará políticamente a los trabajadores y jóvenes de todo el mundo y los movilizará en la lucha para acabar con el capitalismo en medio de su crisis más profunda desde la década de 1930.

Las élites gobernantes están respondiendo a la creciente oposición de la clase trabajadora con los contundentes instrumentos de represión. El año pasado ha sido testigo de brutales ataques a manifestaciones contra la violencia policial a nivel internacional; escuadrones de secuestro que se apoderan de los manifestantes en las calles de Portland y otras ciudades estadounidenses; una sangrienta represión contra los manifestantes en Nigeria y un giro hacia el autoritarismo desde India, a Brasil y Estados Unidos.

En esta situación, el WSWS juega un papel decisivo en la lucha contra los ataques estatales, los fraudes y en la lucha por la libertad de los presos políticos.

El World Socialist Web Site es la “tribuna del pueblo”, descrita por el gran revolucionario ruso Vladimir Lenin hace unos cien años. Responde, para usar las palabras de Lenin, a " Todas y cada una de las manifestaciones de tiranía policial e indignación autocrática". Encabeza la defensa de periodistas, editores, disidentes políticos y trabajadores que son atacados.

Esto es lo que ha hecho el WSWS en la lucha por liberar al editor de WikiLeaks, Julian Assange. Durante la última década, hemos refutado todas las mentiras vendidas por las agencias de inteligencia, los medios corporativos y la pseudoizquierda, para socavar el apoyo a Assange.

Se sienta en una celda en la cárcel de Londres como nos encontramos ahora, y se enfrenta a la vida en una prisión supermax de Estados Unidos. Su delito fue exponer los crímenes de guerra, golpes de Estado y sórdidas intrigas de las potencias imperialistas.

La defensa de Assange y delatores valientes como el Chelsea Manning y Edward Snowden, depende de la movilización de la clase obrera. La lucha por los derechos democráticos solo puede avanzar en una lucha contra el capitalismo y contra los planes de la clase dominante para la dictadura.

El intento de procesar a Assange no es solo un asalto a la libertad de prensa. Su propósito es intimidar al movimiento emergente de la clase obrera y crear un precedente para victimizaciones mucho más amplias.

Estos peligros ya se han revelado en la difícil situación de 13 líderes de trabajadores en la planta de automóviles Maruti Suzuki en Manesar, India. Han estado encarcelados en condiciones tortuosas desde 2012.

Los trabajadores habían liderado una lucha contra los salarios de pobreza, las condiciones de explotación y los contratos precarios en la industria automotriz de india. Luego fueron incriminados por la empresa, los gobiernos estatales y nacionales y los tribunales, por un incendio en sus instalaciones en 2012. Inicialmente enfrentaron la pena de muerte, ahora enfrentan pasar el resto de sus vidas en prisión, por el “crimen” de luchar por los intereses de la clase trabajadora.

A pesar de las diferentes circunstancias, existen claros paralelos entre el caso de Assange y los trabajadores de Maruti Suzuki. Ambos han sido objetos de un torrente de mentiras y calumnias por parte de las autoridades y la prensa corporativa. Ambos han sido abandonados por los sindicatos, los partidos políticos oficiales y la pseudoizquierda. Y es el WSWS el que ha tomado la delantera en la lucha para liberar a Assange y a los trabajadores de Maruti Suzuki, como parte de nuestra lucha para movilizar a la clase trabajadora.

El relanzamiento del WSWS crea las condiciones para que estas luchas se amplíen.

El WSWS adelanta toda la herencia del movimiento socialista, incluyendo sus grandes luchas en defensa de los presos políticos. Esto incluye el caso Dreyfus en Francia a principios del siglo XX, la lucha contra la trampa de Sacco y Vanzetti en la América de los años 20 y la lucha por defender a nuestras camaradas de Sri Lanka contra los ataques del ejército y el gobierno. Hacemos un llamado a todos los que nos observan hoy a unirse a nosotros en esta lucha por los derechos democráticos y el socialismo.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 28 de octubre de 2020)