"El WSWS no sólo ha comentado acerca de las luchas de la clase obrera, sino que ha sido un participante activo en ellas"

por Jerry White
4 noviembre 2020

El WSWS reproduce los discursos pronunciados por los principales miembros del CICI y los colaboradores del WSWS en la manifestación en línea celebrada el 25 de octubre para dar la bienvenida al relanzamiento del WSWS que comenzó con la publicación del 2 de octubre de 2020. Las observaciones que figuran a continuación fueron dadas por Jerry White, miembro del comité nacional del Partido Socialista por la Igualdad (EE.UU.) y uno de los principales escritores del WSWS.

Como otros oradores han explicado, cuando el World Socialist Web Site fue inicialmente lanzado en 1998, el Comité Internacional de la Cuarta Internacional estableció como su tarea el renacimiento de una cultura socialista en la clase obrera internacional, la preparación de la dirección para la siguiente etapa de la crisis capitalista y el resurgimiento de la lucha de clases y el organizador práctico del proletariado mundial para lograr sus tareas revolucionarias.

Estamos relanzando el WSWS en el marco de la mayor ruptura del sistema capitalista mundial, con más de un millón de muertos y una catástrofe económica y social no vista desde la Gran Depresión de los años 30. La matanza masiva en los campos de batalla europeos de la Primera Guerra Mundial no terminó hasta la entrada de la clase obrera. Lo mismo ocurre en el presente cuando la clase obrera se enfrenta una vez más a cuestiones de vida o muerte ante la pandemia y las políticas criminales de la clase dirigente. El período verá una entrada sin precedentes de la clase obrera mundial en las luchas históricas y el WSWS y el CICI desempeñarán un papel cada vez más decisivo en la dirección de la lucha de clases y su desarrollo en la transformación socialista del mundo.

A finales de la década de 1980 y en la década de 1990 se produjo la traición final y la transformación de todas las viejas organizaciones laborales de base nacional, desde las burocracias estalinistas en la URSS, Europa Oriental y China, a los partidos socialdemócratas europeos y australianos y los movimientos nacionales burgueses en los países oprimidos, a la AFL-CIO en los Estados Unidos, que destruyó lo que una vez fue el movimiento laboral estadounidense y abrazó plenamente el programa corporativista de colusión obrero-patronal para suprimir la lucha de clases.

La globalización sin precedentes de la producción capitalista dio el último clavo a todas estas organizaciones, que se basaban en el anticuado sistema de estado-nación. El CICI insistió en que la siguiente etapa de desarrollo de la lucha de clases tomaría la forma de una rebelión contra las viejas burocracias laborales y, cada vez más, una lucha coordinada globalmente por la clase obrera contra las corporaciones transnacionales.

Esta concepción teóricamente guiada ha sido confirmada, y durante casi 23 años, el WSWS ha surgido como el instrumento inestimable de la clase obrera internacional, proporcionando a los trabajadores una voz para sus luchas diarias, los medios organizativos para unirse a través de las fronteras y las lecciones de la historia de la lucha de clases y el movimiento socialista, que son necesarias para transformar sus luchas espontáneas en una lucha políticamente consciente por el poder de los trabajadores y el socialismo mundial.

No hay ningún otro sitio web que tenga tal orientación y relación profunda con las luchas de la clase obrera. En el curso de las dos últimas décadas, hemos producido miles de artículos sobre las condiciones y luchas de los trabajadores. En los últimos meses, algunos de nuestros artículos más leídos se refieren a los problemas que enfrenta la clase trabajadora.

Estos incluyen un artículo sobre el destripamiento de los programas de arte y música en un distrito escolar de Massachusetts que tenía 690.000 lectores. Otro sobre los despidos masivos de profesores que se planean en todo EE.UU. fue leído 98.000 veces. Una carta de una enfermera de primera línea en un hospital del Reino Unido tuvo 96.000 lectores.

Y lo que escribimos ha tenido un impacto directo en el curso de la lucha de clases. A mediados de marzo, sólo días después de que más de un cuarto de millón de trabajadores leyeran el artículo del WSWS, "Cerrar la industria automotriz para detener la propagación del coronavirus" y nuestro informe sobre las acciones laborales de los trabajadores de Fiat Chrysler en Windsor, Canadá, una ola de huelgas salvajes estalló en las fábricas de Michigan, Indiana y Ohio, que obligó al cierre de la industria automotriz norteamericana y a los cierres en todo el país.

A menudo recibimos noticias de los trabajadores informándonos que la influencia del WSWS en las fábricas y otros lugares de trabajo es mucho más amplia de lo que pensamos. Pero es un hecho que el WSWS y nuestros boletines digitales se han convertido en el centro de la oposición de los trabajadores de la industria automotriz, maestros, trabajadores de Amazon, trabajadores de tránsito, y otros contra la política homicida de "inmunidad de rebaño" de los gobiernos capitalistas de todo el mundo.

Durante la pandemia, hemos realizado llamadas en línea para unir a los trabajadores del transporte público de Londres, Berlín y Nueva York, entre los trabajadores del sector automotriz de los Estados Unidos, Canadá y México, y los maestros de los Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Brasil y Argentina. Trabajadores automotores, educadores, trabajadores de las plantaciones de té en Sri Lanka y otros han aceptado nuestro llamamiento para la formación de comités de seguridad de base, independientes de los sindicatos, para contraponer la lucha por la vida de los trabajadores a la conspiración de muerte de las empresas, los sindicatos y los partidos controlados por las empresas.

Las "exposiciones de fábrica" llevadas a cabo por los socialdemócratas rusos a mediados de la década de 1890, dijo Lenin, evocaron una "verdadera pasión" entre los trabajadores para "entrar en la imprenta", con el partido revolucionario literalmente inundado de correspondencia de las fábricas y lugares de trabajo. Hoy en día, los trabajadores envían correos electrónicos al WSWS.

Pero la lucha por la conciencia socialista, insistió Lenin y el CICI insiste hoy en día, requiere la educación política de la clase obrera, en el ámbito internacional de sus luchas y las lecciones políticas de sus experiencias históricas. Esto demuestra que la creación de un mundo sin guerras, desigualdades y opresión sólo es posible si la clase obrera toma el poder político y económico en sus propias manos y establece el socialismo mundial.

Para que la clase obrera lleve a cabo y unifique sus luchas, es preciso librar una lucha implacable contra el veneno nacionalista y el militarismo promovido por los sindicatos y sus partidarios de la pseudoizquierda, que tratan de dividir a los trabajadores según criterios nacionales, étnicos, lingüísticos y raciales. El WSWS ha luchado con orgullo para unir a la clase obrera internacional sobre la base del programa de la revolución socialista mundial, llamando la atención de los sectores más avanzados de los trabajadores las luchas críticas de las últimas dos décadas y sacando las lecciones estratégicas de estas experiencias.

Esto incluye los trastornos de Indonesia en 1998; las luchas mundiales contra la invasión del Iraq por el imperialismo de los Estados Unidos en 2003; el colapso financiero mundial de 2008-09 y sus secuelas; las revoluciones de Túnez y Egipto en 2011 y las protestas de Wisconsin ese mismo año; la masacre de Marikana en Sudáfrica y el complot contra los trabajadores de Maruti Suzuki en India en 2012 y las protestas contra la austeridad en Grecia y España en 2015-16, que fueron traicionadas por Syriza y Podemos.

También incluye la ola mundial de huelgas y protestas en 2018-19: los chalecos amarillos en Francia; las huelgas de maestros que comenzaron en Virginia Occidental y otros estados de los EE.UU. que se extendieron internacionalmente; la revuelta de los trabajadores de las maquiladoras mexicanas; la huelga de la General Motors de los EE.UU. y la heroica postura de los trabajadores de la GM en Silao (México); las protestas masivas en Chile, Puerto Rico, Iraq; y más recientemente las protestas mundiales contra los asesinatos policiales en los EE.UU., Nigeria y otros países y las luchas contra las condiciones inseguras durante la pandemia.

El WSWS no sólo ha comentado acerca de estas luchas, sino que ha sido un participante activo en ellas. Todas estas experiencias estratégicas han sido analizadas y sus lecciones son mucho más accesibles para que nuestros lectores las estudien en la sección del WSWS titulada "Luchas Obreras".

La amarga experiencia ha demostrado que los sindicatos no pueden ser reformados, a pesar de las afirmaciones de varias organizaciones de seudoizquierda. Todos esos esfuerzos sólo han resultado en tragedia para la clase obrera y posiciones lucrativas para las capas acaudaladas de la clase media alta.

Tal vez el ejemplo más claro del carácter antiobrero de los sindicatos fue la masacre de 41 mineros de platino en Sudáfrica en 2012, que fue supervisada por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (NUM) y el Congreso de Sindicatos de Sudáfrica (COSATU), cuyo líder, el multimillonario Cyril Ramaphosa, es ahora el presidente de uno de los países más desiguales del mundo. Pero la transformación de los sindicatos como instrumentos directos de la clase dirigente es un proceso universal. Esto se pone de relieve por las revelaciones sobre los pagos multimillonarios de las empresas al sindicato United Auto Workers a cambio de su ayuda para recortar los salarios y destruir la jornada de ocho horas de los trabajadores de la industria automotriz.

Este análisis ha permitido que el CICI comprenda el papel que los sindicatos juegan y jugarán. Por eso, en la lucha contra la pandemia y la histórica crisis económica, social y política en los EE.UU. y a nivel internacional, estamos ayudando a los trabajadores a desarrollar comités de base de fábricas, de lugares de trabajo y de vecindarios, independientes de los sindicatos. Y estamos conectando las demandas inmediatas de los trabajadores por la salud y la seguridad y contra la austeridad con una perspectiva política más amplia.

Llamamos al desarrollo de un movimiento para una huelga general política contra cualquier esfuerzo de Trump para incitar a la violencia de la derecha, anular el resultado de la votación y robar la elección. Esta lucha, sin embargo, no puede subordinarse políticamente a las maniobras de Biden y los demócratas que se oponen a cualquier lucha genuina contra el fascismo, el militarismo y la desigualdad social.

En las próximas semanas y meses, debemos desarrollar el WSWS y su cobertura, prestar la mayor atención a las condiciones de los trabajadores, que son ocultadas por los medios de comunicación e ignoradas por los políticos capitalistas, y el crecimiento de la resistencia de la clase obrera. En todo este trabajo, el objetivo básico es desarrollar un liderazgo socialista en la clase obrera. Al hacer esto, el CICI y el WSWS jugarán un papel cada vez más decisivo en el desarrollo y dirección de la lucha de clases mundial.

A principios del siglo pasado, Lenin dijo que el periódico marxista ruso, guiado por una perspectiva socialista internacional, sería el andamiaje para la construcción de un movimiento revolucionario. Ese movimiento tomó el poder en octubre de 1917. Hoy, la clase obrera internacional tiene una inmensa arma —el WSWS— para coordinar el trabajo cada vez más complejo y desafiante del CICI, educar a los trabajadores más avanzados y a la juventud, unir sus luchas internacionales y proporcionar la perspectiva y el liderazgo necesarios para el derrocamiento final del capitalismo y la victoria del socialismo mundial.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 1 de noviembre de 2020)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.