Les presentamos a los censurados: Andre Damon

Matt Taibbi

30 noviembre 2020

La siguiente entrevista fue realizada por el periodista Matt Taibbi y publicada originalmente en TK News. Taibbi es editor colaborador de Rolling Stone y ganador del Premio Nacional de Revistas en estadosunidos. Es el autor de The Great Derangement (2009); Griftopia (2010); The Divide (2014); Insane Clown President (2017); I Can't Breathe (2017); y Hate Inc. (2019).

Andre Damon

El 15 de noviembre, semanas después de la noticia de que un artículo del New York Post sobre Hunter Biden había sido bloqueado por prominentes plataformas de medios sociales, el cantante principal de Pink Floyd Roger Waters arrancó Twitter por un incidente menos publicitado:

JEIIS [Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Socialista], un movimiento estudiantil afiliado a partidos socialistas internacionales, fue suspendido por una oscura violación técnica (ver explicación más abajo). Fue restablecido después de nueve días, lo que en un contexto de penalizaciones técnicas cada vez más draconianas podría haber sido una pequeña sorpresa.

Menos sorprendente fue que otra organización asociada con el World Socialist Web Site hubiera sido golpeada con una punitiva medida de moderación de contenido. Durante gran parte de los últimos cuatro años, el WSWS ha jugado un papel de canario en la mina de carbón, cuando se trata de nuevas formas de censura y restricciones de la expresión.

Muchos americanos no prestaron atención a las nuevas formas de moderación de contenido hasta mayo de 2019, cuando un grupo de prominentes plataformas tecnológicas prohibieron a figuras como Alex Jones y Milo Yiannopolis. Una leyenda se extendió rápidamente que tales campañas se dirigen exclusivamente a la derecha. Sin embargo, mucho antes de eso, el WSWS ya había intentado hacer sonar la alarma sobre el impacto de la moderación del discurso corporativo en las voces disidentes de la izquierda progresista. Ya en agosto de 2017, el WSWS envió una carta abierta a Google, exigiéndole que acabara con el proceso de "lista negra política" de su sitio, así como de otros.

Como muchos sitios alternativos de noticias, el WSWS notó un fuerte descenso en el tráfico en 2016-2017, después de que Donald Trump fue elegido y comenzamos a escuchar los llamados a una mayor regulación de la "noticia falsa". Decidido a buscar la razón, el sitio realizó una serie de análisis que resultaron cruciales para ayudar a convencer a medios como el New York Times para cubrir el tema. En su carta abierta a Google, el WSWS describió cambios inexplicables en los resultados de búsqueda en su bailía política:

Crédito: Twitter_Nachricht von @rogerwaters

Las búsquedas en Google de "León Trotsky" produjeron 5.893 impresiones (apariciones del WSWS en los resultados de búsqueda) en mayo de este año. En julio, la misma búsqueda arrojó exactamente cero impresiones para el WSWS, que es la publicación en Internet del movimiento internacional fundado por León Trotsky en 1938.

El WSWS conectó el cambio con el Proyecto Lechuza, un plan anunciado por Google en abril de 2017 diseñado para "destacar un contenido más autoritario". Cuando llamé a Google un año después para una historia sobre un tema relacionado, explicaron el concepto de "autoridad" como un ejercicio de ponderación de algunas credenciales sobre otras. Así que, me dijeron, una vieja búsqueda de "béisbol" podría devolver primero una página para su pequeña liga local, mientras que una nueva te enviaría al sitio de las Grandes Ligas de Béisbol.

El problema era que Google estaba alejando a los espectadores de las fuentes alternativas, de tal manera que un artículo en el New York Times sobre el trotskismo podría ser clasificado por delante del principal órgano de medios de comunicación trotskista del mundo. Las consultas tenían que ser muy exactas para llamar a toda una serie de sitios alternativos, todos los cuales habían visto fuertes caídas en sus resultados de búsqueda en Google.

El WSWS enumeró muchos de ellos: Alternet bajó un 63 por ciento, Common Dreams bajó un 37 por ciento, Democracy Now! bajó un 36 por ciento, TruthOut bajó un 25 por ciento, etc. Incluso WikiLeaks, en medio de un furor internacional sobre Russiagate, bajó un 30 por ciento.

En los años posteriores, el WSWS ha sido uno de los únicos grandes medios de comunicación en los EE.UU. que se centran regularmente en cuestiones de censura tecnológica, mostrando con frecuencia un interés en los principios constitucionales curiosamente ausentes en las publicaciones tradicionalmente "liberales". Esto ha ganado al sitio una desagradable marca de notoriedad con las plataformas tecnológicas. En una reciente audiencia en el Senado, el CEO de Google, Sundar Pichai, se refirió al WSWS cuando fue desafiado por el republicano de Utah, Mike Lee, a nombrar a una "persona o entidad de alto perfil" de izquierda que había censurado.

TK se acercó a Andre Damon, escritor y editor del WSWS, para preguntarle sobre las experiencias del sitio:

TK: Recientemente hubo un incidente relacionado con la presencia en Twitter de Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social. ¿Puede explicar lo que pasó? ¿Ha tenido el WSWS algún otro problema con Twitter a lo largo de los años?

Damon: El 11 de noviembre, Twitter suspendió la cuenta de los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (US) sin explicación. JEIIS es el movimiento estudiantil de los Partidos Socialistas por la Igualdad en todo el mundo, que están afiliados al World Socialist Web Site .

Cuando le escribimos a Twitter para exigir el restablecimiento de la cuenta, Twitter respondió vagamente, insinuando que JEIIS estaba operando múltiples cuentas. Respondimos que JEIIS tiene capítulos en todo el mundo, que son oficialmente reconocidos en docenas de campus, incluyendo la Universidad de Nueva York, la Universidad de Michigan, y la Universidad Humboldt de Berlín, donde JEIIS tiene múltiples escaños en el parlamento estudiantil. Cada uno de estos capítulos, legítimamente, tiene su propia presencia en los medios sociales.

La justificación declarada de Twitter para suspender la cuenta de JEIIS fue un pretexto ridículo, y este acto de censura provocó declaraciones de oposición. El cofundador de Pink Floyd, Roger Waters, y la modelo Andrea Pejić hicieron declaraciones oponiéndose a ello, al igual que docenas de otras personas. Nueve días después de que la cuenta fue suspendida, Twitter la restableció, de nuevo sin ninguna explicación seria.

TK: ¿Cuándo se interesó el WSWS por primera vez en el tema de la censura de los medios de comunicación, la moderación de contenidos, o como quieras llamarlo? En realidad, ¿cómo lo llaman? ¿Es lo que está pasando con el aumento de la moderación de contenidos una cuestión de primera enmienda/libertad de expresión?

Damon: Es censura, y es absolutamente un tema de la Primera Enmienda.

En julio de 2017, nos dimos cuenta de que el tráfico a nuestro sitio desde Google cayó en más de un 75 por ciento. Después de llegar a otros sitios y expertos en SEO nos dimos cuenta de que el WSWS era uno de más de una docena de sitios web de izquierda cuyo tráfico de búsqueda también se había desplomado.

Mientras buscábamos una explicación, descubrimos una entrada en el blog de Ben Gomes, en ese momento vicepresidente de ingeniería de Google, anunciando que Google estaba haciendo cambios en su algoritmo para degradar lo que llamaba "noticias falsas". Explicaba que Google contrataría a un pequeño ejército de personas para revisar los resultados de búsqueda y puntuarlos. A los revisores se les dijo que si una búsqueda devolvía "puntos de vista alternativos", esa búsqueda debería tener una mala puntuación. Este sistema se llamó internamente "Proyecto Lechuza", y más tarde llegó a ser conocido como tal públicamente.

Era obvio que la caída del tráfico de búsqueda al WSWS y otros sitios de izquierda fue causada por este cambio en el algoritmo de Google.

Las acciones de Google fueron el resultado de una campaña, en gran parte bipartidista, pero dirigida por los demócratas y los medios de comunicación afiliados a ellos, para afirmar que la oposición social interna era el producto de la interferencia de países extranjeros, en particular Rusia. Para detener esta supuesta interferencia, fue necesario censurar la oposición política interna, que los rusos supuestamente trataron de "amplificar".

En repetidas audiencias en Washington, figuras como Mark Warner y Adam Schiff exigían una y otra vez que Google, Facebook y Twitter censuraran el contenido de izquierda. Todo esto fue una clara y flagrante violación de la Primera Enmienda, que dice que el Congreso no tiene el poder de limitar la libertad de expresión. Pero aquí estaba el Congreso instigando a las empresas privadas a hacer exactamente eso, y amenazando con regularlas o multarlas si no cumplían.

En agosto de 2017, el WSWS envió a los ejecutivos de Google una carta abierta exigiendo "que se revoquen los cambios antidemocráticos en las clasificaciones de resultados de búsqueda de Google y su algoritmo de búsqueda desde abril". En enero de 2018, pedimos la formación de una "coalición internacional para luchar contra la censura en Internet".

En respuesta a nuestras cartas, Google negó rotundamente que estuviera llevando a cabo una censura política. Pero esto hace que su admisión este mes de que está censurando el WSWS sea tan significativa.

Cuando el senador Mike Lee le preguntó al CEO de Google, Sundar Pichai, "¿Puede nombrar para mí una persona o entidad de alto perfil de una ideología liberal que haya sido censurada?" Pichai respondió que "Hemos tenido problemas de cumplimiento con la Revista Socialista Mundial [sic], que es una publicación de tendencia izquierdista".

Esta fue una confirmación de cada reclamo hecho por el WSWS en su campaña contra la censura en Internet.

TK: ¿Qué otras plataformas privadas han tratado de regular su contenido?

Damon: El World Socialist Web Site está prohibido, sin ninguna justificación, de R/Politics en Reddit, así como de R/Coronavirus. Este último es particularmente atroz, ya que hemos sido los más consecuentes defensores de la posición de la OMS --que COVID-19 puede ser contenido-- de cualquier medio de comunicación. El New York Times ha publicado más de una docena de artículos de Thomas Friedman que defienden la inmunidad de rebaño, es decir, dejar que COVID-19 se extienda por toda la población basándose en la seudociencia irresponsable de los curanderos.

Facebook nos ha impedido repetidamente realizar eventos. En el último incidente, impidió que el IYSSE celebrara un evento titulado "El golpe electoral de Trump y la amenaza de la dictadura". Pero cuando cambiamos el nombre del evento a un marcador de posición genérico, se nos permitió organizarlo.

TK: ¿Por qué el WSWS decidió centrarse en el Proyecto 1619 de la revista del New York Times, y cuál fue la respuesta de las plataformas a este trabajo?

Damon: El WSWS tomó una postura contra el Proyecto 1619 por dos razones principales: Porque era un trabajo de falsificación histórica, que denigraba las dos grandes revoluciones democráticas —la lucha por la independencia entre 1775 y 1783 y la Guerra Civil de 1861 a 1865— que se encuentran entre los acontecimientos más progresistas de la historia del mundo, y porque su propósito político era promover la política del comunalismo racial.

El Proyecto de 1619 afirmaba falsamente que la revolución que estableció los Estados Unidos tenía por objeto preservar y extender la esclavitud. Esta es una flagrante falsificación del registro histórico.

Además, el propósito político del Proyecto de 1619, al afirmar falsamente que los negros de América "luchaban solos" por su liberación, era debilitar los lazos de solidaridad de clase entre los trabajadores negros y blancos. Es un hecho fundamental e innegable que cientos de miles de blancos del Norte, muchos de ellos agricultores y artesanos, sacrificaron sus vidas en la Guerra Civil bajo el estandarte del Himno de Batalla de la República: "Muramos para hacer a los hombres libres".

Este hecho demuestra que es posible crear un movimiento multirracial, multirreligioso y multinacional de la clase obrera. La consigna de los marxistas, volviendo al Manifiesto Comunista, es "¡Trabajadores del mundo, uníos!" no "razas del mundo, dividíos".

Trabajando en colaboración con los principales historiadores de la Revolución Americana y la Guerra Civil, el WSWS expuso la premisa central del Proyecto de 1619 como totalmente falsa.

En noviembre y octubre del año pasado, el World Socialist Web Site publicó entrevistas con Gordon Wood, James McPherson, James Oakes, Victoria Bynum y Clayborne Carson. Estos historiadores demolieron la premisa central de la serie de que la Revolución Americana fue una insurrección para defender la esclavitud. Además, dejaron claro que ni ellos ni ninguno de sus principales colegas fueron consultados en la producción del Proyecto de 1619.

Nuestra cobertura del Proyecto 1619 expone el verdadero papel de la censura en Internet. Google afirma que su régimen de censura tiene como objetivo promover el contenido "autoritativo" y "original", mientras que degrada lo que llama puntos de vista "alternativos".

No existen más documentos "respetados" sobre el Proyecto 1619 que las entrevistas publicadas por el WSWS con estos historiadores. Wood y McPherson son considerados universalmente como las mejores autoridades en la historia de los Estados Unidos, y sus entrevistas en el WSWS son lo que llevó a que se escribieran miles de otros artículos sobre el Proyecto de 1619, a favor y en contra.

En cambio, el Proyecto de 1619 se basó en el rechazo de estas fuentes "autorizadas", a las que nunca se consultó en su redacción o publicación.

Así que la pregunta obvia es, ¿por qué hay que desplazarse a la tercera página de los resultados de Google en una búsqueda de "Proyecto 1619" para ver un solo artículo del WSWS sobre el Proyecto 1619? ¿Por qué no aparecen las entrevistas con Wood y McPherson?

La respuesta es que la censura de Google no tiene nada que ver con ayudar a los usuarios a encontrar contenido "autoritativo". Su único objetivo es degradar el contenido al que se opone el establecimiento político de los EE.UU., y promover el contenido que quiere promover.

TK: Muchos de los objetivos más destacados de las eliminaciones y suspensiones han sido conservadores como Alex Jones, o los seguidores del movimiento Q. Usted ha dicho que cree que el verdadero objetivo de la moderación de contenidos es suprimir las críticas de la izquierda al capitalismo. ¿Es posible que ir tras los conservadores de alto perfil sea una forma de vender el concepto a los liberales? ¿O hay otro motivo que usted ve?

Damon: El World Socialist Web Site no cree que censurar a los fascistas sea una forma efectiva de luchar contra el fascismo. Da crédito a sus falsas afirmaciones de oponerse al establecimiento político. Los fascistas reciben apoyo de alto nivel de la oligarquía financiera, del estado, la policía y el ejército. La censura sólo los fortalece.

En la Universidad Humboldt de Berlín, el JEIIS ha liderado una campaña de estudiantes para oponerse a los profesores de extrema derecha que juegan un papel importante en la universidad, como Jörg Baberowski, quien dijo a Der Spiegel que "Hitler no era vicioso". La prensa de derecha en Alemania nos ha atacado por tratar de "censurar" a Baberowski y a otros. No, hemos estado librando esta lucha diciéndole a los estudiantes y a la población en general lo que estas figuras realmente hacen, dicen y defienden! Luchamos contra el fascismo diciendo la verdad sobre los fascistas y exponiendo sus conexiones de alto nivel con el Estado.

El verdadero objetivo de la censura es siempre la izquierda.

TK: ¿Ve usted una conexión en todo esto con la larga tradición de supresión del discurso izquierdista en América (que se remonta a las leyes de "bandera roja", el estándar de "sindicalismo criminal", etc.), o se trata de algo diferente, inspirado por diferentes motivos?

Damon: Hay una larga tradición de anticomunismo en América. La mayoría de los argumentos para la censura de Internet se levantan directamente de los argumentos de los McCartistas y los de la John Birch Society, así como los segregacionistas del Sur, que afirmaban que los negros en América estarían contentos con Jim Crow si sólo los "agitadores externos" dejaran de provocar problemas.

TK: ¿Qué le dice a la gente cuya respuesta a este tema es que las empresas privadas tienen derecho a hacer lo que quieran en sus propias plataformas?

Damon: Bueno, legalmente hablando, las empresas privadas no tienen derecho a hacer lo que quieran. El dueño de un restaurante no puede echar a un cliente de su restaurante por el color de su piel. UPS no puede decir que no entregarán sus paquetes porque no están de acuerdo con sus puntos de vista políticos. Las empresas de tecnología proporcionan un servicio social vital, al igual que las empresas privadas de recolección de residuos municipales y las empresas privadas de manejo de paquetes. No tienen derecho a discriminar a las personas por sus opiniones políticas.

TK: ¿Ha observado cambios en las actitudes americanas hacia el discurso recientemente? ¿Qué hay de los cambios dentro de la izquierda política en este tema?

Damon: En mi experiencia, la clase obrera americana está ferozmente comprometida con los principios de la libertad de expresión.

Con la clase media alta acomodada, es una historia diferente. Durante años, los partidos y organizaciones de lo que llamamos la pseudoizquierda han estado promoviendo la caza de brujas sexual contra figuras culturales e intelectuales, equiparando una acusación con una condena, y pidiendo la destrucción de sus carreras. Se puede ver el carácter derechista de tales campañas en la caza de brujas de Roman Polanski, cuya brillante película sobre el asunto Dreyfus ha sido condenada por igual por las feministas burguesas y por los antisemitas.

Sus lectores que no están familiarizados con el registro del WSWS se sentirán aliviados al saber que nos opusimos a la campaña #MeToo desde el principio y hemos defendido a figuras como Polanski, Louis CK y Kevin Spacey.

TK: ¿La era de la "moderación de contenidos" ya tiene un legado político?

Damon: La pandemia de COVID-19 ha demostrado que la supresión de la información es una cuestión de vida o muerte. La entrevista de Bob Woodward con Donald Trump, en la que el presidente dijo que buscaba "minimizar" la amenaza del virus, incluso cuando su gabinete y los miembros del Congreso estaban recibiendo informes nefastos sobre el desastre inminente, apunta a una conspiración de gran alcance para suprimir la información sobre la pandemia.

Cada lugar de trabajo es un microcosmos de esta conspiración nacional. En las plantas automotrices, no se informa a los trabajadores cuando sus compañeros se enferman, haciendo imposible el rastreo de contactos.

Hemos tratado de hacer del WSWS la antítesis de esta conspiración de silencio. El WSWS es un centro para que los trabajadores aprendan sobre la amenaza que representa la enfermedad, para rastrear los brotes en sus fábricas y coordinar su respuesta. No existe un recurso comparable para los trabajadores de la industria manufacturera, particularmente en el Medio Oeste Americano.

La decisión de lo que es verdadero y falso, lo que puede y no puede ser dicho, no es para que las corporaciones con intereses propios decidan. La gente trabajadora necesita saber la verdad. Y la única manera de llegar a ella es que puedan leer lo que quieran y tomar sus propias decisiones.

(Artículo publicado en elWSWS en inglés el 26 de noviembre de 2020)

 

El autor también recomienda:

Google admite censurar al World Socialist Web Site
[6 noviembre 2020]

Una carta abierta a Google: ¡Detengan la censura del Internet! ¡Dejen de poner al World Socialist Web Site en su lista negra política!
[25 agosto 2017]